LAKE OSWEGO, Oregón, 2 de junio de 2017 /PRNewswire/ — The Greenbrier Companies, Inc. (NYSE:GBX) y Astra Holding GmbH anunciaron hoy que han llevado a cabo sus planes previamente anunciados para crear Greenbrier-Astra Rail. La combinación crea el mayor negocio de fabricación, ingeniería y reparación de vagones ferroviarios de carga de extremo a extremo de Europa para llegar a mercados en Europa, Eurasia y países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) como Arabia Saudita. Se espera que Greenbrier-Astra Rail acreciente las utilidades anuales por acción de Greenbrier entre $0,15 y $0,35, comenzando en el año fiscal 2018.

The Greenbrier Companies Logo

Como se anunció anteriormente, Greenbrier controla a Greenbrier-Astra Rail con una participación accionaria aproximadamente igual al 75%. Thomas Manns, hasta hace poco presidente de la junta de directores de Astra Rail, es propietario del resto de la nueva empresa. Además de su participación en la propiedad de la empresa, Manns se convierte en presidente de la Junta Supervisora de Greenbrier-Astra Rail y dirige sus operaciones comerciales, trabajando en estrecha relación con su Consejo de Administración y Jim Cowan, presidente de Greenbrier International. También pertenecen a la Junta Supervisora Bill Furman, presidente de la Junta de Directores y director ejecutivo de Greenbrier; Alejandro Centurión, presidente de Operaciones Internacionales de Fabricación de Greenbrier; Klaus Krauth, director gerente de Astra Holding GmbH y Cowan. 

Greenbrier-Astra Rail está dirigida por un equipo con décadas de experiencia en mercados de vagones ferroviarios en Europa Oriental y Occidental, así como experiencia en Norteamérica y en mercados emergentes alrededor del mundo. Las operaciones diarias están dirigidas por un Consejo de Administración en el que participan Bernd Böse, director ejecutivo y presidente, recientemente director ejecutivo de Astra Rail, y Bogdan Lesnianski, director de finanzas, anteriormente director de las operaciones de Wagony Swidnica de Greenbrier.

Estimados de la industria indican una elevada demanda de reemplazo de vagones de carga en el mercado ferroviario de Europa Occidental, donde el vagón de carga típico está en servicio por lo menos 25 años. La demanda en mercados maduros como Europa Occidental, junto con oportunidades en mercados emergentes cercanos, coloca a Greenbrier-Astra Rail en la vía del éxito.

«La creación de Greenbrier-Astra Rail extiende el compromiso de Greenbrier con la diversificación global a la vez que proporciona escala y un mayor valor a nuestros clientes en Europa», dijo Furman. «Estamos entusiasmados por unificar a los creativos y capacitados equipos de administración de ambas empresas para suministrar una innovación de categoría mundial a nuestros clientes de vagones de carga en Europa y más allá. Junto con nuestras inversiones en Arabia Saudita, Brasil y México, Greenbrier ha aumentado considerablemente nuestra presencia internacional en los últimos años para crear una red verdaderamente mundial. Esperamos ampliar nuestra presencia en Europa, a la vez que atendemos mercados en desarrollo en el CCG, África y Eurasia».

«Esta transacción es transformacional. Nuestra operación combinada está mejor posicionada para aprovechar las oportunidades de crecimiento ofrecidas por los mercados de vagones de carga en Europa e internacionalmente», dijo Manns. «Greenbrier-Astra Rail aprovechará las considerables oportunidades de mercado en Europa, utilizando nuestros recursos para ofrecer las mejores soluciones de extremo a extremo a nuestros clientes. Más allá de Europa, buscaremos con energía oportunidades en mercados emergentes de vagones de carga a los que tenemos acceso de una manera única desde nuestras operaciones con sede en Europa».

Greenbrier-Astra Rail abarca todas las operaciones europeas de Greenbrier y Astra Rail, entre ellas 6 sitios de fabricación de vagones e instalaciones de reparación de vagones además de oficinas de ventas, administración e ingeniería. La nueva empresa tiene el orgullo de emplear a 4.000 personas en Europa Oriental y Occidental.

La nueva empresa utilizará los conocimientos globales de ingeniería, diseño y fabricación de la Organización de Fabricación de Greenbrier (GMO por sus siglas en inglés), con instalaciones importantes en Portland, Oregón, y Colleyville, Texas. Las extensas capacidades de GMO permiten a Greenbrier-Astra Rail producir vagones de carga para cualquier medida o norma local en el mundo. Por ejemplo, los contratos con clientes con sede en el CCG para vagones de carga estilo norteamericano se seguirán fabricando en Europa bajo la dirección del equipo de fabricación en los Estados Unidos de Greenbrier.    

Acerca de Greenbrier

Greenbrier (www.gbrx.com), con sede en Lake Oswego, Oregón, es un proveedor internacional líder de equipos y servicios para mercados de transporte de carga por ferrocarril. Greenbrier diseña, fabrica y comercializa vagones ferroviarios de carga en Norteamérica, América Latina y Europa. También fabricamos y comercializamos barcazas marítimas en Norteamérica. Fabricamos vagones de carga en Brasil a través de una asociación estratégica en la que tenemos un interés mayoritario y producimos piezas fundidas para ferrocarril a través de otra asociación brasileña. Greenbrier también tiene un interés mayoritario en Greenbrier-Astra Rail, una empresa de fabricación, ingeniería y reparación de vagones de carga de extremo a extremo, con sede en Europa. A través de nuestras operaciones europeas de fabricación, entregamos vagones cisterna diseñados en los Estados Unidos a Arabia Saudita. Somos un proveedor líder de servicios de ruedas, piezas, arrendamiento y otros servicios a la industria ferroviaria y a industrias de transporte relacionadas en Norteamérica y un suministrador de servicios de reparación, restauración y reconversión de vagones de carga en Norteamérica a través de una asociación en empresa conjunta con Watco Companies, LLC. A través de otras empresas conjuntas, producimos piezas fundidas para ferrocarril, cabezales de tanque y otros componentes de vagones de ferrocarril. Greenbrier tiene una flota de alquiler de más de 8.000 vagones y realiza servicios de administración para más de 266.000 vagones de ferrocarril.

Acerca de Astra Rail 

En 1998, Thomas Manns, a la corta edad de 21 años, comenzó a dirigir el negocio de su familia de alquiler de vehículos comerciales tras la muerte de su padre. Convirtió esa empresa en una potencia en los mercados de Europa Occidental y Oriental. Después de vender el negocio en 2008, Manns entró en el negocio de los bienes raíces en Europa Oriental y Alemania. En 2012, compró propiedades de Astra Rail y junto con Bernd Böse, que dirige el negocio operativo de Astra Rail, convirtió la empresa de varias plantas en una operación de gran rentabilidad, con tres centros de manufactura, ingeniería y reparación en Arad, Severin y Caracal, Rumania, en unos pocos años.

DECLARACIÓN DE «PUERTO SEGURO» BAJO LA LEY DE REFORMA DE LITIGIO DE VALORES PRIVADOS DE 1995:  Este comunicado de prensa puede contener declaraciones a futuro, incluidas cualesquiera declaraciones que no sean puramente declaraciones de hechos históricos. Greenbrier usa palabras como «prevé», «cree», «pronostica», «potencial», «objetivo», «contempla», «espera», «tiene la intención de», «planea», «proyecta», «busca», «estima», «estrategia», «podría», «debería», «probablemente», «podría», «puede», «diseñado para», «futuro», «futuro previsible», expresiones en tiempo potencial o en futuro y expresiones similares para identificar declaraciones a futuro. Estas declaraciones a futuro no son garantías de desempeño futuro y están sujetas a ciertos riesgos e incertidumbres que podrían causar que los resultados reales difieran considerablemente de los resultados contemplados por las declaraciones a futuro. Entre los factores que podrían causar dicha diferencia se encuentran, entre otros, adjudicaciones y reservas informadas que no son indicativas de los resultados financieros de Greenbrier; incertidumbre o cambios en los mercados de crédito y en la industria de servicios financieros; altos niveles de endeudamiento y cumplimiento de los términos del endeudamiento de Greenbrier; saneamientos de crédito mercantil, intangibles y otros activos en períodos futuros; suficiente disponibilidad de capacidad de préstamos; fluctuaciones en la demanda de vagones ferroviarios nuevos o no poder obtener pedidos como se previó en pronósticos en desarrollo; pérdida de uno o más clientes importantes; incumplimientos de pagos a clientes o asuntos relacionados; normas y prioridades del gobierno federal respecto a infraestructura y comercio internacional; riesgo soberano a contratos, tipos de cambio o derechos de propiedad; costos futuros reales y la disponibilidad de materiales y una fuerza laboral entrenada; imposibilidad de diseñar o fabricar nuevos productos o tecnologías o alcanzar certificación o aceptación de mercado de nuevos productos o tecnologías; fluctuaciones en el precio del acero o componentes especiales y disponibilidad y sobretasas de chatarra; cambios en la mezcla de productos y en la mezcla entre segmentos; disputas laborales, carencias de energía o dificultades operativas que puedan alterar las operaciones de fabricación o el flujo de la carga; dificultades de producción y retrasos en la entrega de productos como resultado, entre otras causas, de costos o ineficiencias asociadas con la expansión, la creación o el cambio de líneas de producción o cambios en ritmos de producción, cambios en tecnologías, transferencia de producción entre instalaciones o incumplimiento de socios de alianza, subcontratistas o suministradores; capacidad de obtener contratos apropiados para la venta de equipos arrendados y riesgos relacionados con alquiler de vagones y valores residuales; integración de adquisiciones actuales o futuras y establecimiento de empresas conjuntas; planificación de sucesión; descubrimiento de defectos en vagones o servicios que den lugar a un incremento de litigios o costos de garantía; daño físico o reclamaciones de responsabilidad por productos o servicios que excedan la cobertura de seguro de Greenbrier; descarrilamientos de trenes u otros accidentes o reclamaciones que podrían sujetar a Greenbrier a reclamaciones legales; acción o inacción de diversas agencias reguladoras, incluidas posibles obligaciones de remediación ambiental o cambios en las regulaciones de vagones cisterna u otro vagón ferroviario o ferrocarril; y asuntos que surjan de investigaciones de quejas de denunciantes; todo lo cual puede estar explicado con más detalles bajo los títulos «Factores de riesgo» y «Declaraciones a futuro» en el Informe Anual de Greenbrier en el Formulario 10-K por el año fiscal finalizado el 31 de agosto de 2016 y en el Informe Trimestral de Greenbrier en el Formulario 10-Q por el trimestre fiscal finalizado el 28 de febrero de 2017, y otros informes de Greenbrier archivados en la Comisión de Bolsa y Valores. Se aconseja a los lectores que no depositen una confianza indebida en estas declaraciones a futuro, que reflejan las opiniones de la gerencia solamente en la fecha del presente. Excepto cuando la ley requiera lo contrario, Greenbrier no asume ninguna obligación de actualizar cualesquiera declaraciones a futuro.

Logo: http://mma.prnewswire.com/media/518796/The_Greenbrier_Companies_Inc_GBX_Logo.jpg

FUENTE The Greenbrier Companies, Inc. (GBX)